Sobre el proyecto

Retiro sin Retiro surgió como una tímida idea un domingo de abril. En cuanto nos enteramos que podíamos presentar un proyecto para el distrito de Retiro pareció encajar todo. Recordamos ese dossier de folios de colores de la Radikal Gay que se encontraba en el Archivo Transfeminista- Kuir del Museo La Neomudejar que recogía documentos de una agresión homófoba ocurrida en el año 1994, y recordamos lo incómodxs que nos sentimos leyendo todas esas paginas de datos y descripciones de las agresiones sufridas por ese chico francés que solo pretendía pasar un buen rato en el parque. Y es lo que la mayoría de la gente piensa cuando piensa en el Parque del Retiro, ¿cierto?: un punto turístico, familias con niños en bicis, picnics, fiestas de cumpleaños, Ferias del libro, barquitas en el lago, exposiciones chulas, helados, cafés. Nadie nunca piensa que el Parque del Retiro haya podido convertirse en un recuerdo triste y traumático para alguien.

Vivimos en una época muy abierta en cuanto a derechos a las personas, sobretodo vivimos en una Europa en la que las condiciones de coexistencia para todos y sobretodo para los componentes del colectivo LGTBIQ son mucho mejores que en muchos otros lugares del planeta, sin embargo, la curiosidad nos hizo buscar las cifras de agresiones actuales a este colectivo, y nuestra reacción fue quedarnos atónitxs: “72 casos de agresiones en el lo que va de año”.  ¿Como puede ser posible? Han pasado 20 años desde este caso, y sigue habiendo agresiones de este tipo. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿por qué no hemos evolucionado en este aspecto? ¿es nuestra culpa o es de la sociedad como un todo?

Así surgió esta idea de poner en paralelo dos fechas tan lejanas en el tiempo y el mismo lugar. En 20 años cambian mucho las ciudades, los barrios, cambia la gente, cambian las ideas. Sin embargo, sigue siendo recurrente que te vean con una ropa específica o actúes de una determinada manera y alguien se sienta con derecho a gritarte, insultarte e incluso, a agredirte físicamente.

La idea quería ir más allá del activismo y la protesta con rabia e indignación, porque sí, estamos enfadadxs, pero hasta ahora una simple protesta, en nuestra opinión, no ha demostrado su total efectividad. Por eso se nos ocurrió que podíamos usar los dos puntos geográficos que se especificaban en los documentos de la agresión del 94 como puntos de paradas para una “caza del tesoro” que acabó definiéndose definitivamente como una yincana. El origen  es una historia triste, si,  pero queríamos celebrar nuestras diversidades al mismo tiempo que reclamamos un sociedad en las que nos sintamos segurxs, y donde no sintamos miedo de ser quienes somos.

Una vez seleccionado nuestro proyecto para “Retiro experimenta” nuestro pequeño equipo de dos se fue ampliando a través de la incorporación de colaboradores en el proyecto.: Anna, María, Rodrigo, y Deborah. El primer encuentro con ellxs fue muy agradable, queríamos todos las mismas cosas, de diferentes maneras lo cual  hizo el proceso muy rico, y a partir de allí fueron surgiendo millones de ideas que casi se nos iban de las manos.

Empezamos a plantear la ruta, y trazar que cosas queríamos hacer durante la yincana y que mensaje queríamos mandar a la ciudad. Una cosa estaba clara, queríamos denunciar cualquier tipo de agresión al colectivo, fuese un puñetazo, o fuese un caso de bullying, y visibilizar ante todo el mundo el lugar en el que dicha agresión había ocurrido. Así surgió la idea de #aquítambién. Un hashtag publico y colectivo en el que todos tuviésemos voz para levantarla y denunciar. Decidimos también crear una pegatina con una imagen que representara nuestro clamor, la imagen y el hashtag se convertirían en nuestra bandera y nuestro uniforme.

En las semanas previas a la yincana hicimos una yincana de prueba en el Parque del Retiro para ver que tan factible sería parar en cuatro puntos como habíamos acordado en equipo. Sin embargo una vez allí nos dimos cuenta que las distancias eran muy grandes y que el clima no nos ayudaría a hacerlas más fáciles. En un interés de mantener la convocatoria lo más participativamente posible tomamos la decisión de eliminar una de las paradas. También decidimos exactamente que queríamos realizar en cada una de ellas: En la primera parada queríamos introducir la historia del chico agredido, para lo cual un miembro de nuestro equipo reescribió el relato en primera persona y de forma más íntima. El camino de la primera parada a la segunda contaría con un camino marcado con cintas rosa en los arboles en los que la gente podía ir colgando lazos o pegatinas para marcar el espacio. En la segunda parada decidimos plantear una actividad lúdica llamada “estatuas musicales” en las que el equipo ganador tendría la labor de pegar las placas que estábamos realizando que contenían consejos dirigidos a testigos de una posible agresión homófoba, la idea era ir pegando las placas en los bancos de camino a la última parada, la cual consistía en una suerte de celebración y a la vez momento reflexivo en el que mostraríamos a asistentes las cifras actuales de agresiones homófobas.

El día de la yincana estábamos ilusionadxs y nerviosxs, hacían unos 38º, y nuestras predicciones de asistencia eran inciertas. En el inicio de la yincana eramos 13 personas, sin embargo en el paso de las segunda a la tercera parada se aprovechó el cruce por la famosa Feria del libro planteó una especie de reto en el que los asistentes tenían que captar a gente y el grupo creció considerablemente en la ultima parada en la que leímos la ultima parte del relato que nuestro colaborador Rodrigo había escrito. El resultado fue muy satisfactorio, la gente “captada” y los participantes mostraron muchísimo interés en el proyecto y nos sentimos muy satisfechos y contentos con el resultado obtenido.

Ahora nos encontramos con muchas ganas de continuar denunciando y trabajando cada día por reducir estas cifras de agresiones, queremos que nuestra ciudad sea una ciudad tolerante en la que este tipo de cosas no ocurran y queden en la historia.

Y tú, también denuncia, #aquítambién.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s